domingo

Perder

 ("Platinum Shadow IV - Cheryl Martin)

Salí de mi tumba descalza, y prácticamente desnuda. También se había quedado desnuda mi alma y se había teñido de negro azabache.

Intenté caminar y retomar el sendero perdido, pero mis pasos me llevaron a enterrarme de nuevo.

Había perdido otra vez.

2 comentarios:

El Drac dijo...

Qué macabra sorpresa al puro estilo kafkiano. Un abrazo

Gata Negra dijo...

Es lo que tiene desnudar el alma, es desastroso, casí siempre.

:)

LinkWithin

Related Posts Widget for Blogs by LinkWithin