domingo

Cuando Llegó

En este caluroso agosto llegó a mí como agua fresca de mayo.

Traía consigo el aroma dulzón de las palmiras blancas, y de los nardos nacarados.

Traía el verde aguamarina reluciendo en su mirada, y el negro azabache bailando entre los rizos de su pelo.

Quédate.

Y él se quedó, y el blanco de su aroma se mezcló con el verde de sus ojos, y el negro azabache de sus rizos cayó en cascada bordeando los contornos de mi corazón.

No te marches nunca.

No.

("Flor Palmira" - Imagen tomada de Google)


8 comentarios:

Gata Negra dijo...

ufff....ojala y que se quede para siempre :)

Mi Cotidiana Vida dijo...

Gata negra, el amor no es eterno. Es posible que lo que hoy es mañana deje de serlo.

Besos

La terapia de Rafaela dijo...

El amor es eterno, ahora el enamoramiento!!! pero los sentimientos a veces son relativos a nuestro estado de animo.
Digo yo!!! hermosa poesía. gracias

La terapia de Rafaela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gata Negra dijo...

Entonces, que se quede el tiempo que desees ;)

Yo creo en el amor para toda la vida, pero ese amor se conoce cuando ya eres "mayor" porque son menos años los que te quedan...:D:D:D

Es una broma ;)

José dijo...

¡qué poesía tan bonita! Me ha gustado mucho, breve pero intensa.
En cuanto al debate que tenéis, que se quede lo que el destino decida. :)

La terapia de Rafaela dijo...

Hola venía a saludarte! espero que vaya todo bien. bss

Tu Gitana dijo...

Tus letras son bellas, simplemente bellas.

LinkWithin

Related Posts Widget for Blogs by LinkWithin