viernes

Apatía




Hay días, momentos en los que mi vida parece zarandearse como las flexibles ramas de los sauces llorones. En determinados instantes ni siquiera sé cual es la ruta a seguir, mi ruta.
Si miro en derredor todo me parece carente de sentido, vacío como árbol hueco y oscuro cual agujero negro.
Me encuentro entonces dando tumbos, palos de ciego de un lado a otro, buscando algo que ni siquiera sé lo que es. Me desoriento y me ofusco, me enrosco sobre mí misma y hago que todo lo que me rodea de desvanezca.
No es dolor, no es tristeza, no es melancolía, no es abandono, no es desilusíón... Es Apatía.

2 comentarios:

Tu Gitana dijo...

si no sabes de dónde vienes ni a dónde vas, procura que al menos el camino que recorras sea un camino con corazón y en cuanto deje de tenerlo, párate, sal de él y busca uno nuevo con más corazón que el anterior. La apatía, sensación horrible que nos llena esos ratos en los que no se sabe qué. Saludos.

Cocina mia dijo...

Prefiero mil v eces el dolor a la apatía.

Un abrazo

LinkWithin

Related Posts Widget for Blogs by LinkWithin